Desde Barcelona

Barcelona es un punto de partida único para tus viajes en Camper

La ubicación geográfica privilegiada, lo hace un lugar idóneo para tu aventura Camper en Cataluña, España, el sur de Francia o la Europa Central. El aeropuerto internacional de Barcelona conecta con las principales ciudades del mundo y nos encontramos a 2:30 h. en tren de Madrid. La California te plantea la gran ventaja,  poder elegir todos los destinos posibles, desde el campo a la montaña, pasando por la ciudad, en verano o invierno, su tamaño te permitirá viajes que conjuguen visitar los Pirineos y entrar hasta el corazón de cualquier ciudad grande que encuentres por el camino. Hay multitud de excursiones a hacer partiendo de Barcelona, ​​de pocos o muchos días, puedes descubrir Cataluña, (Pirineos, Costa Brava, Priorat) o escaparte en Europa, Francia Italia, Suiza, están a distancias cortas en tiempo. Conocemos los destinos y te podemos ayudar a planificar tu aventura, donde parar a donde acampar.

COSTA BRAVA – EL CABO DE CREUS

Al norte de Barcelona encontramos La Costa Brava y su punto más al norte, el Cabo de Creus.

Podemos empezar visitando Girona, importante ciudad que tiene un centro histórico muy vivo que combina tiendas y lugares históricos.

De camino hacia el Cabo de Creus, pasamos por Sant Pere Pescador donde se celebra el campeonato del mundo de windsurf, puedes pernoctar en alguno de los campings que tienen acceso directo a playa y donde podrás practicar también deportes de mar. En el mismo San Pere Pescador se encuentra Sant Marti de Empúries donde podemos visitar las ruinas de la ciudad.

Camino hacia el norte pasamos por Rosas y Rosas, vale la pena seguir por el camino de tierra que entra hacia el parque de Cabo de Creus por las calas de Montgoi, y Cala Joncols, lugares donde se puede, si el tiempo lo permite,  pernoctar a pie de playa.

Volvemos hacia Roses y subimos camino hacia el Faro del Cabo de Creus, destino final de nuestra ruta donde aparte de poder disfrutar de una excelente puesta de sol, recomendamos aprovechar para cenar en el Restaurante del mismo faro y porque no, pernoctar allí mismo.

De vuelta o de ida pasaremos por L’Escala, por Cadaqués y Port Lligat. Cadaqués merece recorrer sus enpinadas calles.

SUR DE FRANCIA – LA PROVENZA

En pocas horas de viaje podemos llegar a bastantes poblaciones interesantes del sur de Francia, en 3 horas nos podemos plantar en Carcasona, una bellísima ciudad amurallada de la época medieval completamente restaurada. Excelente primera parada de nuestra ruta hacia la Provenza.

La Provenza tiene un punto mágico, muy agrícola y verde, pequeñas villas, pequeños puntos de venta a pie de carretera, campos de lavanda, la época ideal para visitarla a finales de julio.

Forcalquier, Banon, Sault Sisteron, pequeños pueblos de la ruta. Si hace ruta recomendamos, la carretera que lleva de vuelta de Banon hacia las Gargantas de la Nesque por la D942, preciosa carretera y paisajes de altura.

Dos paradas imprescindibles, Nimes y Montpellier, ambas con mucha historia para ver y descubrir, Nimes pasado romano que evidencian su Maison Carré y el Anfiteatro.

Montpellier, ciudad más grande tiene un pasado también romano pero también unos preciosos callejuelas medievales y la place de la Comedie

TIERRAS DE VINOS Y RUTA DE CISTER

Al sur de Barcelona, ​​a entre una y dos horas de camino se encuentran dos de las zonas vinícolas más importantes del país, el Penedès y el Priorat. En el Penedès se puede seguir la Carretera del Vi, una Ruta enoturística que combina cultura, enología y gastronomía. Entra en la web, www.lacarreteradelvi.com, y concierta tu visita a la bodega. La otra ruta es la zona del Priorat, donde se elaboran unos de los mejores vinos tintos del mundo. Partiendo de Falset hay multitudes de pueblos y bodegas a visitar. Una vez allí merece la pena acercarse hasta Escala Dei una Cartuja muy interesante, que explica mucho de esta zona.

Entre medio de las dos zonas, encontramos la ruta del Císter, un conjunto de Monasterios Cistercienses muy interesantes, una perfecta combinación entre vinos y historia de la edad media. Dentro de la ruta del Císter vale la pena considerar la villa de Montblanc, pequeña ciudad con un centro de villa mucho encanto medieval.
Finalmente y de vuelta, podemos acercarnos a la ciudad de Tarragona, antigua capital del sur del Imperio Romano, donde visitar multitud de monumentos Romanos.